El guardián entre la multitud

No entrar en un mundo que se caracteriza por la estupidez de la presunción. Ser adolescente. Tener conciencia. Sentirse solo y no saber qué hacer con ello. Afrontarlo con el mejor humor fino, demostrando lo idiotas que pueden ser las personas –quienes navegan en su solitaria y aparente genialidad-. Sentir que ya no se puede seguir en el mundo pero pensar en lo que nos gusta. Personas y recuerdos inolvidables que simpatizan. Lo que vale la pena. Eso es El guardián entre el centeno (y tal vez más).

Escrito por Jerome David Salinger en 1951, El guardián entre el centeno es un libro rebelde que seduce por su protagonista: Holden Caulfield, joven estudiante que, tras ser expulsado de la preparatoria -a punto de ser Navidad-, muestra sus vivencias en el Nueva York de los años 50, exaltando su personalidad pesimista y antisocial, fuera de lo expuesto en el sistema.

static1.squarespace.com
J.D. Salinger en su juventud

Buscar en Google “El guardián entre el centeno”. Información de la misteriosa vida de Salinger. Admiración de críticos, junto a comentarios de fans que alaban el libro. Datos sobre asesinatos históricos. Notas curiosas del impacto que ha tenido en la cultura pop. Secuelas de Holden Caulfield.

¿Cómo un libro que exalta la misantropía y el descubrimiento interior puede ser ovacionado por la multitud?

¿Acaso las personas odiamos a las personas? ¿O seremos personajes que sólo intentan -simulando actitudes- compenetrar con otros para convivir? Entonces, ¿al ver una obra narrativa que reprocha –con observaciones críticas- este modo de vida, nos sentimos parte de ello, porque es algo que siempre hemos pensado?

Preguntas que quizá sirvan para explicar nuestro entorno en sociedad. Objetivo posible de J.D. Salinger al escribir el libro. Por lo menos estaría más cerca que de averiguar “Quién era J.D. Salinger”. Cosa atractiva para medios que quieren vender y lectores morbosos que quieren comprar.

Salinger fue un ermitaño –murió en 2010 a los 91 años-, que vivió gran parte de su vida en una casa en el campo, creando misterio sobre su persona e intimidad –brutal compararlo con la mayoría de famosos y personas ansiosas por salir en televisión-. Así, se dice que Salinger bebía su propia orina, se inventaba palabras y se negaba a tener relaciones sexuales con su mujer, dejándola prisionera sin permitirle ver a familiares ni amigos, de acuerdo con su hija Margaret Salinger –con quien rompió relación- en el libro El guardian de los sueños.

MAC22_SALINGER_CAROUSEL-1024x576
Salinger en los 90´s

Con datos frívolos como los anteriores, se crea otra percepción de la persona. Sólo creyendo en las palabras. Lo cierto es que J.D. Salinger mantuvo cierta congruencia entre su protagonista reservado Holden Caulfield y él, rechazando las adaptaciones del libro al teatro y cine –se dice que Spielberg y actores como Marlon Brando, Jack Nicholson, Leonardo DiCaprio y Tobey Mcguire mostraron interés por representar el papel protagónico-

La repercusión de un tono infantil e irreverente en un joven de 17 años llamado Holden Caulfield, quien criticaba con su ingenio e inseguridad lo que veía y sentía dentro del paraíso de la superficialidad de Nueva York, hizo que en una interpretación completamente deformada Mark David Chapman, cargando El guardián entre el centeno, disparara a John Lennon. Se dice que igualmente se vieron influidos Lee Harvey Oswald -supuesto asesino de John F. Kennedy-, y John Hinckley Jr. –quien intentó matar a Ronald Reagan-.

Seguir en el mundo de J.D. Salinger y El guardian entre el centeno. 60 Years Later: Coming Through the Rye, secuela escrita por un autor sueco llamado “John David California”, quien retrata a Holden Caulfield, sesenta años más tarde, escapándose de un asilo y regresando a Nueva York. Algo más de Salinger. Para ello, además de dicha novela, hay tres libros de relatos: 9 historias (1953), Franny y Zooey (1961) y Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción (1963). Pero saber más de él. Cómo era. Qué hacía. Salinger (2013), un documental que -supuestamente- lleva muchos testimonios y entrevistas por Shane Salermo –director de Savages y Armageddon-.

Sentir la vida hipócrita. Leer El guardián entre el centeno. Sentirse perdido. Leer El guardián entre el centeno. Ver que no todo está perdido e ir a la decepción más alegre y propositiva con la que te puedas encontrar. Sin caer en falsos entusiasmos. El escritor Edmundo Paz Soldán dijo: “Resulta irónico que un autor tan inconforme y desesperanzado le haya dado tantas esperanzas a tantos lectores”. Y cuando murió Salinger, su agente literario añadió: “Él decía que estaba en este mundo, pero no formaba parte de él”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: